NIÑO GORDO: LA PARRILLA ASIÁTICA QUE CONQUISTA LOS CORAZONES PORTEÑOS

Localizado en el barrio Palermo, este restaurante se convirtió en un must no solo por sus sabores asiáticos sino también por su innovadora propuesta estética.

Niño Gordo abrió sus puertas a fines de 2017 y rápidamente se volvió un éxito. Inspirado en sabores de Japón, Tailandia, Vietnam y otros países del continente, propone una parrillada gourmet al mejor estilo oriental. De la mano de Pedro Peña y Germán Sitz, sus fundadores, se seleccionaron los mejores platos asiáticos para sumergirnos en un viaje de sabores en plena capital argentina.

A la calle sólo se muestra una puerta colorada y un empapelado blanco y rojo. Al entrar, todo un mundo diferente. Dos salones con decenas de lámparas chinas colgando del techo que iluminan el lugar con una luz tenue roja. Las paredes están empapeladas con la cara de un niño gordo oriental –valga la redundancia del nombre– y las mesas se ubican por todo el salón. 

Lo mejor: la barra. Sentarte ahí te permite presenciar todo lo que ocurre adentro de la cocina. Los detalles están cuidados, hasta el soporte de los palitos con la figura de un panda y eso lo convierte en uno de los mejores restaurantes asiáticos de la ciudad.

Niño Gordo
Thames 1810, Palermo.
+5411 2129 5028

SHARE

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Google+

RELATED POSTS

COMENTARIOS

No hay comentarios.