Historia y lujo en Villa La Angostura

Delfina, un restaurante declarado Patrimonio Histórico Nacional, con vistas increíbles del Nahuel Huapi y gastronomía de primer nivel.

A orillas del lago Nahuel Huapi, en uno de los lugares más especiales de Villa La Angostura, y con casi 100 metros de playa propia y una hectárea de jardines, se encuentra el Hotel La Escondida, hogar de “Delfina”, el reconocido restaurante.

Delfina se encuentra emplazado en una cabaña histórica, dentro del predio, que data del 1900. Esta casa patagónica, declarada Patrimonio Histórico Nacional, fue hogar de Ema Drachsler, primera partera de la zona y personaje reconocido por su aporte a la naciente comunidad de la colonia Nahuel Huapi. En el año 2003 se construye el hotel La Escondida, y su restaurante Delfina comienza a funcionar en la cabaña original, que se encuentra inalterada.


La gastronomía es ciertamente de primer nivel. Los chefs de Delfina trabajan con los mejores ingredientes de la zona, recreando la cocina de esas viejas cabañas patagónicas. Los platos combinan la simplicidad típica de esas cocinas con el toque de sofisticación necesario para crear una experiencia única.


Como entrada se puede pedir una fabulosa sopa de calabaza con croutons, o un huevo mollete con puré de papas, espárragos y panceta crocante. Los platos principales destacados son los ravioles de cordero acompañados de tomates secos y hongos de pino, la trucha patagónica sobre risotto de limón grillado, espárragos y salsa de alcauciles y alcaparras, o la bondiola braseada con puré de calabazas asadas, champigñones, portobellos y jugo de cocción. Y para el postre, crème brûlée de vainilla, cheescake de dulce de leche con compota de frutos rojos y granita de frambuesas o manzanas acarameladas con pasas, nueces, helado de miel y whisky.

http://laescondida.house/

 


SHARE

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Pinterest Compartir en Google+

RELATED POSTS

COMENTARIOS

No hay comentarios.